Noticias

16.oct.2013 / 11:43 am / Haga un comentario

100313RHprotestacontraocarizenturumo018

 

 

 

 

 

 

Como ya sabemos, el inefable alcalde que desgobierna el municipio Sucre, tiene como mayor logro en su gobierno, la siembra de un considerable y pintoresco conjunto de vallas, con su cara de pánfilo, por todo el municipio. Esta es su mejor obra: la construcción mediática de una gestión que sólo ha significado una estrepitosa defraudación para las huestes opositoras que lo eligieron ingenuamente creyendo que convertiría a Petare en una sucursal del cielo amarillo. El resultado ha sido otro, el infierno petareño es inocultable. La incapacidad del alcalde amarillo de resolver los problemas más cotidianos y sencillos de la gente ha estado presente año tras año, presupuesto tras presupuesto. Excusa tras excusa.

Tras la falsedad de las vallas sólo se exhibe un gobierno local burdo e intrascendente, sin soluciones, sin creatividad, sin contacto directo con la comunidad. Incluso pareciera (y esto aplica para varias de sus alcaldías) que a la derecha amarilla le fastidiara el tema del gobierno local, como si esto fuera una tarea secundaría; su misión prioritaria en este vida ha sido la conspiración antidemocrática, impulsada por el deseo frenético e irreductible por tomar, a cualquier precio y por cualquier vía, el gobierno central.

 El ejemplo más relevante y penoso para los petareños, es la criminal y patética gestión de la derecha amarilla sobre su competencia constitucional de recolección y disposición de los desechos sólidos en el municipio. Hay un evidente caos total, ya lo hemos dicho antes: Petare es un inmenso chiquero!!!

 

Veamos los siguientes aspectos que delatan y hablan perfectamente por el alcalde amarillo:

 

  • ·        La recolección diaria de basura en la comunidad desapareció. El tradicional barrendero de la cuadra hace cuatro años que dejó de prestar servicio a la comunidad. Los barrenderos fueron sustituidos por esporádicos y ocasionales operativos de recolección, donde se aparece un gentío en cambote, vestidos todos de amarillo (¿No y que nadie debía ponerse la camisa de un color para trabajar?). Tremenda planificación del equipo gerencial del alcalde amarillo. Por cierto, los trabajadores de la alcaldía han denunciado reiteradamente la existencia de supuestas nóminas fantasmas, con docenas de obreros que cobran por las cuadrillas, pero que trabajan, si acaso lo hacen, en otros lados y en otras cosas.
  • ·        De manera permanente y cotidiana se presentan conflictos laborales con los obreros. La derecha amarilla se destaca incumpliendo los compromisos contractuales con sus obreros. Del maltrato e incumplimiento no escapan los obreros de la operadora privada que presta el servicio. No es extraño escuchar las denuncias de los trabajadores ante el permanente acoso laboral y la persecución a los líderes sindicales.
  • ·        La recolección de basura es científicamente azarosa, otro logro de la gestión del alcalde amarillo. Hay comunidades donde el camión de recolección pasa cada ocho días o más (parece el eslogan de las vallas del alcalde amarillo). No contar con el correcto servicio de recolección, se traduce en montañas y montañas de basura apiladas en todas las calles de barrios y urbanizaciones. En este tema el alcalde amarillo no distingue clases sociales, la inmundicia es igual para todos.
  • ·        En cuanto a la planificación y aprovisionamiento logístico de los insumos y equipos necesarios para prestar un servicio eficiente de recolección de los desechos, nos encontramos con una flota de camiones totalmente deteriorada, canibalizada y abandonada. Desde hace cuatro años no se ha renovado el parque automotor ni se han incorporación nuevas unidades. Los trabajadores no son dotados de los adecuados implementos de seguridad industrial, poniendo permanentemente en riesgo su salud, debiendo manejar grandes pesos y estar en contacto con  vidrios y lixiviados. En los lugares de alta generación de desechos, no existe el adecuado número de conteiner; y donde existen, la irregularidad en los días de recolección, genera cerros de desechos, con olores putrefactos y alimañas de variadas especies.

 

Para indignación de los petareños, la lógica burguesa sólo concibe desprecio para los más humildes. A simple vista y a todas horas del día se puede ver como en los tres grandes centros comerciales del municipio (Unicentro, Líder y Millenium) inmensos camiones compactadores prestan eficientemente el servicio de recolección de basura. Esos no fallan ni un día.

 Por otro lado y violando todas las normas ambientales, el alcalde amarillo ha manejado de manera negligente la planta de transferencia de Julián Blanco. Este es un vertedero temporal, un espacio de trasvase de la basura desde los camiones recolectores que van a las comunidades hasta los grandes camiones compactadores que van luego al relleno sanitario de La Bonanza. Gracias a la deficiente gestión del alcalde amarillo, la planta de transferencia se encuentra permanentemente colapsado, sin espacios para realizar nuevas descargas y convertido en cementerio de camiones.

 Esta semana el alcalde amarillo tuvo que enfrentar la furia de los vecinos. La gente de los barrios populares y urbanizaciones de Guaicoco, ejercieron férrea presión ante la pretensión del alcalde amarillo de abrir un vertedero clandestino de basura y escombros en la zona. El Ministerio de Ambiente les cantó el quieto y detuvo otro evidente delito ambiental.

 Como es costumbre en la derecha amarilla, el alcalde amarillo sólo alcanza a balbucear excusas. Yo no fui, yo no soy, es otro. Excusas y más excusas. Ya los vecinos no aguantan más tanta negligencia y abandono. Todas las semanas se observan protestas y más protestas en reclamo por el deficiente manejo de los desechos sólidos. Para acabar con la desidia del alcalde amarillo, debemos generar un cambio. En diciembre vamos a recuperar el municipio Sucre!!!

 

Richard Canan

Sociólogo

@richardcanan

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.